Vuelve

Cosas que nadie te cuenta sobre el entrenamiento bajo el sol

Entrenar bajo el sol, hacer ejercicio en pleno verano, quemar energía durante el calor. Son actividades que, si no tienes la información adecuada, estarás poniendo en riesgo tu salud.

Por eso hoy te traemos un completo artículo en el que te contamos todo lo que necesitas saber sobre el entrenamiento al sol.

Así que, aquí vamos. Póngase cómodo y disfrute de la lectura. 

Leer más: ¿Puedo sustituir una comida con Whey Protein?

El efecto de la luz solar en la piel

La luz solar, especialmente los rayos UVA y UVB, puede provocar quemaduras, envejecimiento prematuro, daños oculares, debilidad del sistema inmunitario y reacciones fotoalérgicas y fototóxicas, incluido el cáncer de piel.

Los médicos y dermatólogos advierten cada vez más sobre la fuerte correlación entre la frecuencia del cáncer de piel y el grado de daño del ADN, recordando que más del 90% de los cánceres de piel son consecuencia de la exposición al sol.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (INCA), la incidencia del cáncer de piel en Brasil es extremadamente alta: alrededor del 25% de los tumores malignos registrados aquí son los que afectan a la piel.

Se sabe exhaustivamente que el mejor tratamiento es la prevención mediante la protección solar.

Lea lo siguiente: ¿Es ideal tomar Whey con el estómago vacío? Expliquemos

Entender la diferencia entre UVB y UVA

Los rayos UVA y UVB son dos tipos de rayos ultravioleta perjudiciales para la salud. Los UVB pueden causar quemaduras y cáncer de piel, además de ser responsables de las alergias.

Los rayos UVB penetran en la piel de forma superficial, provocando enrojecimiento y sensación de ardor.

Los rayos UVA son responsables del envejecimiento prematuro de la piel y también pueden causar cáncer.

Para hacerse una idea, un historial de cinco quemaduras solares por década puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer unas tres veces.

En la playa, donde la exposición al sol es mayor, hay que redoblar los cuidados. Los dermatólogos sugieren elegir un factor de 30 a 50.

Debe reaplicar el producto cada dos horas, tras el contacto con el agua o la sudoración excesiva.

El sombrero, las gafas de sol y la sombrilla ayudan a proteger, pero no son suficientes.

Es importante recordar que las nubes no bloquean los rayos nocivos y, si está en la playa, los rayos se reflejan en la arena y el agua.

Siguiendo el archivo entenderás cuándo se produce la UVB y cuándo la UVA.

Respuestas a sus preguntas: Mito o verdad: ¿Leche con suero o no?

Rayos UVB

Los rayos UVB varían en intensidad durante el día y son más intensos al mediodía.

Estimulan la producción de melanina, el pigmento responsable del bronceado duradero, y también estimulan la regeneración celular, produciendo así una epidermis más gruesa.

Pueden generar quemaduras y dañar la piel, sobre todo en verano y a gran altura.

Aunque penetran menos profundamente, generan radicales libres en todos los niveles de la epidermis.

Los rayos UVB afectan más al ADN celular que los rayos UVA y son la principal causa de daños.

Los rayos UVB pueden llegar hasta las capas más profundas de las células epidérmicas y son la principal causa de los daños solares agudos

Tipos de quemaduras:

  •     – Daño directo al ADN celular y cáncer de piel
  •     – Daños en los ojos y en la retina
  •     – Fotosensibilidad causada por medicamentos

Rayos UVA

El 95% de los rayos ultravioleta que llegan a la superficie de la tierra son rayos UVA. 

Se trata de rayos extremadamente resistentes, capaces de atravesar las nubes, el cristal e incluso la piel, llegando a la capa más profunda. Los radicales libres producidos, a su vez, dañan el ADN de las células y modifican las fibras de colágeno y elastina, que son las estructuras de soporte de la piel.

Son los rayos UVA los que queman la piel, incluso cuando estás bajo la sombrilla. 

Pero no se queda ahí: además del fotoenvejecimiento, los rayos invisibles que inciden en nuestro cuerpo y rostro también pueden provocar

  •     – sequedad de la piel;
  •     – reacciones cutáneas (alergias que provocan enrojecimiento, picor y erupción polimorfa a la luz);
  •     – Cambio en la pigmentación de la piel (manchas oscuras o melasmas);
  •     – cáncer de piel.

Los efectos de los rayos UVA son indoloros, discretos y acumulativos. Según la Organización Mundial de la Salud, la exposición extrema a estos rayos aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel hasta en un 75%.

Para protegerse de los rayos UVA hay que utilizar cremas hidratantes y cremas para la piel. Se trata de rayos que atraviesan el tejido de la ropa e incluso penetran en las habitaciones de la casa. Por eso su protección es totalmente diferente a la de los rayos UVB.

Resumen: Para protegerse de los rayos UVB hay que utilizar crema solar, o evitar el sol de máxima intensidad (entre las 10 y las 14 horas en verano). Para protegerse de los rayos UVA, hay que hidratar, humedecer la piel y mantener una rutina saludable.

¿Te ha gustado? Entonces, sigue el Blog. Siempre traemos consejos, noticias y novedades sobre el universo de las marcas fuertes. Gracias por leer y ¡hasta la próxima!

Nós usamos cookies e outras tecnologias semelhantes para melhorar a sua experiência e recomendar conteúdo de seu interesse. Você pode concordar ou discordar com a coleta de cookis. Para mais informações veja a nossa Política de Privacidade.