Vuelve

Consulta los mejores ejercicios para este fin de invierno

¿Te ha sacudido la pereza? Hoy queremos hablarte de los mejores ejercicios para este final de invierno. Son los que te harán pasar los meses cálidos del año con motivación y salud a tope.

Tenemos opciones para todos. Tanto para los que gustan de los ejercicios centrados en la fuerza como para los que quieren opciones cardiovasculares.

Así que, vale, ven a ver cuáles son los mejores ejercicios para este final de invierno.

Póngase cómodo y disfrute de la lectura. 

Proteína de suero y lactancia: ¿es cierto que las madres no pueden consumir el producto?

Ventajas de los ejercicios físicos en invierno

El invierno ha llegado y con él también ha aumentado el número de personas que abandonan la práctica de la actividad física. Si le ha ocurrido esto, ¡ahora tiene una razón para no rendirse! La actividad física en invierno quema más calorías

Esto sucede porque el cuerpo necesita más energía para mantener la temperatura corporal en niveles fisiológicos saludables, lo que también hace que la percepción del esfuerzo aumente la sensación de cansancio durante el ejercicio.

Para quienes disfrutan de las prácticas al aire libre, como caminar, correr y montar en bicicleta, el cuidado de la ropa es fundamental.

Debemos dar preferencia a la ropa deportiva de tejido adecuado con mangas largas y pantalones, aunque sabemos que durante el ejercicio el cuerpo se calentará. Muchas veces, puede ser necesario comenzar el ejercicio con un abrigo y luego quitárselo.

Las extremidades, como las manos, los pies y la cara, son las que más sufren. Así, cuando la temperatura es muy baja, vale la pena considerar el uso de guantes y gorros.

Uso del suero de leche en la alimentación animal: vea cómo esta tendencia aporta resultados sorprendentes

Correr y caminar

Además de ser un ejercicio que se puede hacer en grupo, lo que supone un aliciente para salir de casa, correr aporta varios beneficios para el organismo.

Además de reducir la grasa corporal, ayuda con la ansiedad y la tensión, mejora la calidad del sueño y reduce la presión arterial, entre otros beneficios.

Nunca es tarde para empezar: más beneficios de los suplementos para las personas mayores

Calentamiento y estiramientos

Independientemente del deporte que elijas, estas dos prácticas nunca deben quedar fuera de tu preparación. Sin ellos, el riesgo de dolor y lesiones aumenta considerablemente. 

Así pues, calienta tu cuerpo en función de las necesidades de la actividad que vayas a practicar, ya sea una carrera rápida o estacionaria, saltar a la cuerda, hacer sentadillas o el uso de equipos ergométricos.

De este modo, tu cuerpo no se verá sorprendido durante el deporte que vayas a practicar. Los estiramientos también son fundamentales, aunque no vayas a practicar una actividad más pesada, prepara a tus músculos y tendones para que trabajen a su máxima capacidad, evitando distensiones y esguinces.

Conozca los increíbles resultados de las proteínas en la vida de los atletas profesionales

Juegos 

Los juegos de movimiento y los videojuegos interactivos pueden ayudarte de forma divertida. No tiene el mismo efecto que los ejercicios tradicionales, por supuesto, pero tiene sus ventajas.

Estamos hablando de esos juegos en los que te pones de pie y tienes que moverte junto a los personajes del juego.

Son una buena alternativa para los que no les gusta hacer mucho ejercicio. De este modo, podrá salir de su estilo de vida sedentario y evitar las malas posturas, por ejemplo.

Se recomienda hacer ejercicio entre 30 y 40 minutos tres veces por semana para mantenerse sano y físicamente activo.

Escaleras

Si vives o trabajas en un edificio, un buen consejo para mantenerte activo es subir y bajar escaleras. Entonces dices: «pero mi edificio sólo tiene tres plantas».

No importa. Repite el recorrido varias veces, hasta alcanzar al menos media hora de actividad.

Las constantes subidas y bajadas ayudan a mejorar el ritmo cardíaco y la capacidad pulmonar, además de ayudar a tonificar las piernas y los glúteos.

Ir despacio en el frío

Las bajas temperaturas nos dan la sensación de que podemos trabajar más de lo que realmente podemos, nuestro cuerpo parece responder mejor a la sobrecarga impuesta. Esta idea es falsa, así que no te dejes llevar.

Hay datos que revelan un aumento de alrededor del 30% en la aparición de infartos durante el ejercicio a temperaturas inferiores a 14 grados.

Por lo tanto, si tienes problemas de corazón, evita hacer ejercicio en zonas abiertas durante el invierno.

Ahora ya sabes cuáles son las mejores prácticas y los mejores ejercicios para realizar este final de invierno.

¿Quiere leer más artículos como éste? Siga nuestro blog. Siempre estamos trayendo consejos, noticias y actualizaciones sobre la nutrición que generan resultados.

Gracias por leer y ¡hasta la próxima!

Nós usamos cookies e outras tecnologias semelhantes para melhorar a sua experiência e recomendar conteúdo de seu interesse. Você pode concordar ou discordar com a coleta de cookis. Para mais informações veja a nossa Política de Privacidade.